TRASTORNOS PSICÓTICOS:

 

Esquizofrenia:

La esquizofrenia es un trastorno mental grave que se caracteriza por la aparición de una serie de síntomas.

Síntomas positivos: se entienden como los síntomas propios de la esquizofrenia:

  • Ideas delirantes: creencias erróneas
  • Alucinaciones: percepción sin objeto
  • Comportamiento extravagante.
  • Trastornos formales del pensamiento de tipo positivo.

Síntomas negativos: en realidad constituyen el núcleo de síntomas nucleares de la esquizofrenia.

  • Aplanamiento o congelación afectiva: actitud indiferente respecto a situaciones ambientales.
  • Al.lògia: no relación congruente entre su pensamiento y el medio.
  • Abulia, apatía: falta de interés, de energía, de impulso
  • Anhedonia: dificultad o incapacidad para experimentar placer o interés.
  • Déficit de atención.

La Esquizofrenia suele aparecer en la adolescencia o principio de la edad adulta.

El inicio del trastorno puede ser de dos formas:

  • Con inicio procesual o insidioso: caracterizado por un lento y gradual desarrollo de los síntomas y signos. Se manifiesta principalmente con sintomatología negativa.
  • Con inicio en forma de brote o reactivo: manifestado principalmente por sintomatología positiva.

Tipo de esquizofrenia:

  • paranoide
  • catatónica
  • desorganizada
  • indiferenciada
  • residual

 

Trastorno delirante

Presencia de ideas delirantes que no son extrañas, es decir, situaciones que pueden suceder en la vida real, como ser perseguido, envenenado, engañado por la pareja, ... Estas ideas delirantes deben darse durante un tiempo prolongado (mínimo un mes).

A excepción de estas ideas delirantes, la actividad psicosocial no está deteriorada significativamente y el comportamiento no es raro.

Se especificará según el tema delirante que predomine:

  • tipo erotomaníaco
  • Tipo de grandiosidad
  • tipo celotípico
  • tipo persecutorio
  • tipo somático
  • tipo mixto
  • Tipo no especificado

 

TRASTORNOS LÍMITES DE LA PERSONALIDAD

 

Trastorno límite de la personalidad:

Presencia de inestabilidad en el estado de ánimo, en las relaciones interpersonales y en la autoimagen, se hace patente desde el inicio de la vida adulta y afecta a diferentes contextos.

  • Esfuerzos para evitar el abandono real o imaginario
  • relaciones interpersonales inestables e intensas
  • Trastorno de la identidad acusado y persistente
  • Impulsividad menos en dos áreas que pueden ser peligrosas para el sujeto.
  • Conductas suicidas recurrentes y de automutilación.
  • Inestabilidad afectiva.
  • Sentimientos crónicos de vacío.
  • Ira inapropiada e intensa o dificultades para controlar la ira.
  • Ideación paranoide transitoria relacionada con el estrés o síntomas disociativos graves.

 

Trastorno esquizotípico de la personalidad

Patrón general de déficit social e interpersonal asociado a malestar agudo, a una capacidad reducida para las relaciones personales así como distorsiones cognoscitivas o perspectivas y excentricidades de comportamiento que comienzan al principio de la edad adulta. Se pueden dar ideas de referencia, creencias extrañas o pensamiento mágico, experiencias perceptivas inhabituales, pensamiento, lenguaje y comportamiento extraño, suspicacia o ideación paranoide, afectividad inapropiada, falta de amigos íntimos, ansiedad social excesiva.

 

TRASTORNOS DEL ESTADO DE ÁNIMO

 

Trastorno Depresivo Mayor

La Depresión es un trastorno del estado de ánimo, caracterizado por humor deprimido severo y persistente, pérdida de interés o placer en las actividades, disminución de energía, cambios en el sueño y la alimentación, sentimientos de culpa o desesperanza .

Estos síntomas deben estar presentes durante al menos dos semanas, deben producir angustia significativa y ser lo suficientemente severos como para interferir en las tareas cotidianas.

 

Trastorno Bipolar:

Trastorno caracterizado por importantes oscilaciones del estado de ánimo, comprende episodios depresivos donde predominan: falta de energía, de intereses, insomnio, retraimiento, sentimientos de incapacidad, desesperanza, y episodios maníacos caracterizados por la presencia de euforia, gran actividad, falta de sueño, ideas de grandeza, rechazo de la ayuda.

 

TRASTORNOS DE ANSIEDAD:

 

Crisis de angustia

Aparición temporal y aislada de miedo o malestar intensos, acompañada de cuatro o más de los siguientes síntomas, de forma repentina y en poco tiempo (diez minutos o menos) la crisis llega a la máxima intensidad:

  • Palpitaciones, aceleración del corazón o aumento de la frecuencia cardiaca.
  • sudoración
  • Temblores, empujes
  • Sensación de ahogo o falta de aliento
  • Sensación de atragantarse
  • Opresión o malestar torácico
  • Náuseas o molestias abdominales
  • Inestabilidad, mareo o desmayo
  • Desrealización (sensación de irrealidad) o despersonalización (estar separado de uno mismo)
  • Miedo a perder el control oa volverse loco
  • Miedo de morir
  • Parestesias (sensación de entumecimiento u hormigueo)
  • Escalofríos o sofocos

 

Agorafobia

Es un trastorno de ansiedad que puede aparecer o no asociado con ataques de pánico. Aparición de gran ansiedad en lugares o situaciones donde puede ser difícil escapar u obtener ayuda, en el caso de aparecer una crisis de angustia inesperada.

Los temores agorafóbicos suelen estar relacionados con un conjunto de situaciones características, entre las que se incluyen estar fuera de casa, mezclarse con la gente o hacer cola, pasar por un puente o viajar en autobús, tren o automóvil.

Estas situaciones se evitan por miedo a que aparezca una crisis de angustia o síntomas similares a la angustia, o se hace indispensable la presencia de un conocido para soportarlas.

 

Trastorno obsesivo-compulsivo

Presencia de obsesiones o compulsiones de forma recurrente.

Las obsesiones son ideas, pensamientos, impulsos o imágenes recurrentes o persistentes que el individuo considera intrusivas o inapropiadas y le provocan malestar o ansiedad, e intenta ignorarlas o suprimirlas, pero no puede evitarlas. El individuo es capaz de reconocer que estas obsesiones son producto de su mente y no vienen impuestas desde fuera. Las obsesiones más frecuentes son ideas recurrentes sobre temas como la contaminación, dudas repetitivos, orden, ...

Las compulsiones son comportamientos o actos mentales de carácter recurrente, la mayor parte de los casos, con el objetivo de prevenir o reducir el malestar o la prevención de algún acontecimiento o situación negativa que el individuo se ve obligado a realizar en respuesta a una obsesión.

Las obsesiones o compulsiones provocan un malestar clínico significativo, representan una pérdida de tiempo o interfieren en la rutina diaria del individuo, en las relaciones laborales o académicas o en su vida social.

 

Enlaces relacionados:

FEAFES Confederación Española de asociaciones de familiares y de enfermos mentales

Forum Clínico

Psicología Infantil

Fundación Privada ACAI-TLP de ayuda e investigación del trastorno límite de personalidad

Web de información sobre el TLP

Portal de información sobre el TLP

Web sobre el Trastorno Límite de Personalidad

Psicología Positiva

DIARIO MÉDICO. Especialidad en psiquiatría

Centro Español de Información y Formación sobre la Enfermedad Mental